lunes, 29 de junio de 2015

Los mejores vinos para acompañar un ceviche


Cúal es el vino perfecto para maridar con un Ceviche peruano




Ayer, 28 de junio, se celebraba el día del Ceviche, receta típica peruana que se ha convertido en perfecta embajadora de la cocina de aquel país. Su auge va ligado con el de sus restaurantes, algunos de ellos situados entre los mejores del mundo, como Central de Virgilio Martínez, Astrid & Gastón de Gastón Acurio o Maido de Mitsuharu Tsumura.

También conocido como Cebiche, Sebiche o Seviche, está presente en la gastronomía de los países latinoamericanos bañados por el Pacífico, de ahí que haya cierto debate sobre su origen. Se trata de un plato a base de pescado o marisco crudo que se marina con cítricos como el limón o la lima, si bien existen multitud de formas de prepararlo. Los ingredientes más extendidos son gambas, camarones, salmón, corvina, lubina, pulpo o atún, entre otros.

Y si nos referimos al maridaje de ceviche, tradicionalmente la bebida por excelencia para ello ha sido el Pisco, un aguardiente de uva típico de Perú y Chile, y en particular, el Pisco Sour, un cóctel a partir de destilado, sin olvidar una cerveza bien fría. Lo cierto es que no es tarea fácil buscar un vino que case bien debido a la alta acidez de este plato. Seguramente, la mejor opción sea un vino blanco, en concreto, un Sauvignon Blanc, por ejemplo de Nueva Zelanda o Chile, y dentro de nuestras fronteras, de Rueda. Existen más posibilidades interesantes como un buen Torrontés argentino o un Riesling europeo. Asimismo podría tener cabida un vino rosado suave.


Temas relacionados:

- Vinos para sushi
- Los mejores vinos para acompañar arroces de pescado y marisco
 

lunes, 22 de junio de 2015

Beber champagne para mejorar tu memoria


Consumir varias copas de cava o champagne a la semana podría combatir el avance de la demencia y el alzheimer 


BOTELLA DE CHAMPAGNE


Es raro el día que no se descubre alguna propiedad beneficiosa del consumo moderado de vino tinto para nuestra salud. Esta vez le toca el turno al vino espumoso, en concreto, al champagne. Según un estudio científico, las personas mayores de 40 años deberían beber dos o tres copas de champagne o cava a la semana para frenar el avance de la demencia.

La clave está en el ácido fenólico o ácido fenol carboxílico, sustancia química presente en las uvas tintas (como Pinot Noir, Pinot Meunier..) que se emplean para producir este tipo de vinos. La investigación de la Universidad de Reading (Reino Unido), encabezada por el bioquímico Jeremy Spencer, concluyó que la ingesta moderada de champagne podría evitar el avance y primeros síntomas de enfermedades cerebrales como la demencia senil o el mal de alzheimer. Para ello, los científicos llevaron a cabo experimentos con ratas de laboratorio a las que se les administraba pequeñas dosis de esta bebida con su comida. Los resultados reflejaron una considerable mejora de su memoria espacial, con un incremento del 50% al 70% a la hora de recorrer con éxito el laberinto.

A estos datos, hay que sumar una posterior biopsia que certificó que las proteínas necesarias para la memoria a corto plazo se habían duplicado tras seis semanas de consumo regular de champagne.

Temas relacionados:

- 10 Beneficios del vino tinto para tu salud
- Tipos de champagne
 

lunes, 15 de junio de 2015

Los 6 errores más comunes al beber vino


Algunos errores muy comunes en los que un experimentado bebedor de vino no debería caer


NOVAK DJOKOVIC CON BOTELLA DE CHAMPAGNE


1. Llenar la copa hasta el borde. 

Uno de los errores más frecuentes es servir demasiado vino en la copa, demuestra tu generosidad de otra forma. No es un vaso cerveza, así que no sobrepases un tercio de su capacidad y nunca más de su mitad. De esta forma la disfrutarás mucho más. A la hora de servirlo, nunca apoyes el cuello de la botella en la copa.  


2. Sujetar la copa por el cáliz o cuerpo. 

A priori puede parecer un comportamiento algo snob, pero la copa de vino debe sujetarse por su tallo para evitar que tus manos transmitan el calor al vino y suban su temperatura.  


3. Caer en los tópicos del Maridaje. 

Seguro que habrás oído muchas veces que el tinto es para carne y el blanco para pescado. Como pauta general puede estar bien, pero el maridaje es mucho más rico y complejo que esa afirmación. No hay verdades absolutas, aunque tampoco todo vale. Debes tener en cuenta que al fin y al cabo se trata de buscar una armonía entre dos elementos, vino y comida.  


4. No darle importancia a la temperatura del vino

Se trata de un aspecto muy relevante y debes saber que cada tipo de vino tiene una temperatura de consumo óptimo recomendada. Aunque eso no significa que tengas que ir termómetro en mano.  


5. Comprar una botella de vino por el precio o por su etiqueta.

Esa creencia de que un vino por ser más caro es mejor es una gran equivocación. Es cierto que algunos de los grandes y míticos vinos suelen tener precios prohibitivos, pero no por pagar más vas a tener garantizado el éxito en la elección.

El diseño de las etiquetas se ha convertido en pieza fundamental en el marketing de las bodegas. Y la verdad es que está muy bien que se cuide cada vez más la presentación de las botellas, pero no deberías dejar que este único aspecto influya decisivamente en tu compra. Aquí tendríamos que plantearte si comprarías un libro por su cubierta.  


6. Descorchar bruscamente las botellas de champagne o vino espumoso. 

Que no se necesite sacacorchos, no quiere decir que las botellas de cava o champagne se tengan que destapar bruscamente. Mejor abrela con suavidad, a no ser que estés celebrando algo a lo grande pero ten cuidado donde apuntas.


Temas relacionados:

- 7 Consejos para pedir vino en un restaurante
- Cómo descorchar una botella de champagne
 

jueves, 4 de junio de 2015

Helado de vino, cuidado qué no se te suba a la cabeza


Mercer’s fusiona el helado y el vino en un maridaje perfecto


HELADO DE VINO MERCER'S


Qué mejor remedio para combatir el estrés de una mal día o para subir un poco tu estado de ánimo si estás un poco deprimido que recurrir una tarrina de helado o una buena copa de vino. Pues a partir de ahora ya no va a ser necesario elegir entre una u otra. Mercer’s es una marca neoyorquina que las ha fusionado creando una original receta de helado de vino perfecta para hacer frente al calor del verano.

No es el primer winecream que se elabora, ya que parece que este tipo de helado fue creado por primera vez por Ricardo Miranda en 1996 en la localidad salteña de Cafayate; pero sí resulta muy llamativo su 5% de contenido en alcohol. De hecho, su etiqueta advierte de ello tanto a las mujeres embarazadas como a los conductores o quienes operen con maquinaría. Así que no llenes demasiado el bowl y te pases de la raya, si no quieres emborracharte. Habrá que probarlo para comprobar si realmente es así.


HELADOS DE VINO MERCER'S


Mercer’s ofrece ocho sabores diferentes: Cerezas-Merlot, Chocolate-Cabernet, Riesling, Fresa Espumosa, Frambuesa Roja-Chardonnay, Oporto, Especiado y Melocotón-Zinfandel Blanca. La pena es que por ahora parece que tendremos que viajar a Estados Unidos para poder disfrutar de ellos.


Temas relacionados:

- Vinos para helados
- Vinos dulces para postres
 

lunes, 1 de junio de 2015

Pierde peso con la dieta del vino y el jamón


Adelgaza entre 4 y 6 kilos en un mes con la dieta del vino tinto y el jamón ibérico


tabla de pizarra con jamón ibérico de bellota


La Dieta del Vino y el Jamón es un régimen que giran en torno al consumo diario de estos dos alimentos y ha sido creado por Rubén Bravo, experto en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Se trata de una dieta hipocalórica, buena para el paladar y buena para el corazón, basada en las propiedades y beneficios del vino tinto y el jamón ibérico.

Este plan alimenticio con clara inspiración en la dieta mediterránea prevé una pérdida de peso de 4 a 6 kilos en un mes, dependiendo de la composición corporal, sexo y actividad física. A diferencia de lo que ocurre con otros métodos para adelgazar como la famosa Dieta Dukan, se favorece una alimentación rica y variada sin tener la sensación de estrictas restricciones. Por lo que parece, una forma saludable y rápida de perder peso.  


DIETA DEL VINO Y EL JAMÓN


Desayuno

El desayuno es fundamental y debe incluir pan, jamón y fruta, evitando plátano, melón y mango, porque contienen más calorías por 100 gr. que la mayoría de las frutas. En cambio, es indicado el consumo de manzana, fresas, naranja, melocotón o pera. El café se recomienda que sea descafeinado y acompañado por leche desnatada. Los deportistas también podrían tomar una tortilla francesa de un huevo.  

Media Mañana

Una pieza de fruta (evitando plátano, melón y mango) y dos nueces.  

Comida

En la comida tiene una papel destacado la verdura que acompañará un plato principal de pescado o carne a la plancha o al horno, con una gran variedad de opciones donde escoger, incluido el solomillo de buey o la carne magra de cerdo. Además, se puede introducir un guiso desgrasado una vez a la semana. Una copa de vino tinto (sólo hombres).  

Merienda

Un café solo o con leche o una infusión, un yogur y dos nueces. Para los deportistas, también se puede incluir un biscuit integral y dos lonchas de jamón.  

Cena

Imprescindible un tazón de caldo (pollo, verduras o puchero), dos lonchas de jamón ibérico y 150 gr. de carne, pescado o marisco. Y como postre, una onza de chocolate negro puro por su alto poder antioxidante. Una copa de vino tinto (mujeres y hombres).  


Importante

- Esta dieta está excluida para mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como menores de 18 años o en fase de crecimiento.

- Tipo de vino. El vino tiene que ser tinto por su contenido en resveratrol.

- Consumo de vino. Para los hombres está indicado el consumo de dos copas de 150 ml cada una distribuidas en comida y cena, mientras que para las mujeres, una copa en la cena (150 ml). - Se puede beber agua sin límite.

- El pan queda reservado al desayuno, comida del día en la que se requiere mayor aporte energético.

- Todos los lácteos de la dieta deben ser desnatados (0% en grasa).

- Se debe cumplir el refrán: "Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo".

- Las instrucciones nutricionales varían en hombres, mujeres y deportistas.


Información relacionada con Pierde peso con la dieta del vino y el jamón:

- Una copa de vino por la noche para perder peso
- ¿Cuántas calorías tiene una copa de vino?