jueves, 21 de marzo de 2013

Vinos para principiantes III: Maridajes


Consejos básicos para novatos sobre el maridaje de vinos


CIGALAS


Una correcta elección del vino, sin duda alguna, va a contribuir a enriquecer decisivamente el menú; y viceversa, una mala decisión puede llegar a empañarlo, por lo que se trata de una cuestión a la que debemos prestar cierta atención. El maridaje de vinos no es una ciencia exacta, no existen verdades absolutas, pero sí existen ciertas teorías o recomendaciones que nos van a ayudar, sobre todo, si somos inexpertos en el tema. Por ejemplo, para casar con comidas frías lo más aconsejable son vinos ligeros.

Os dejo algunos consejos básicos sobre qué vinos son los más adecuados según el tipo de plato, que pueden ser de utilidad:

- Para pescados y mariscos, lo más indicado es vino blanco, pero si se trata de pescados grasos, como el salmón, o si se acompañan de salsas, pueden entrar en juego rosados o tintos jóvenes. Para marisco, como carabineros o quisquillas, o fritura de pescado, también resulta perfecto un vino generoso de Jerez. Ver Vinos para pescados y mariscos

- Para carnes, distinguiremos entre carnes rojas y carnes blancas. Para acompañar las primeras, optaremos por vinos tintos con cuerpo, crianzas y reservas. Para las segundas, como pollo o pavo, en función de cómo estén cocinadas, nos inclinaremos por un tinto joven o un blanco. Ver Vinos para carnes

- Para pastas, tendremos en cuenta el tipo de salsa, aunque los rosados suelen ser una buena solución. Así, con salsas de tomate lo más indicado es un tinto joven o crianza; con salsas marineras, un vino blanco; y con salsas blancas o mantequilla, un blanco con crianza. Ver Vinos para pasta

- Para arroces: Con una paella valenciana, arroces con carne o verduras, le irá bien un tinto joven o un rosado. Para arroces de pescado o marisco, un vino blanco o rosado. Ver Vinos para arroces

Información relacionada con Vinos para principiantes III: Maridajes:

1 comentario: