martes, 25 de septiembre de 2012

Maridaje vinos y setas


Qué vinos escoger para acompañar setas

Las setas, conocidas en algunos países de Hispanoamérica como callampas, son frutos de los hongos, un auténtico manjar gastronómico que posibilita la preparación de una gran variedad de exquisitas recetas y platos. Factores como su temporalidad o su fuerte dependencia de ciertas condiciones climática, las convierten en un alimento muy deseado.

El maridaje de vino y setas es una cuestión muy personal que ofrece gran variedad de combinaciones. El tipo o especie de seta, la forma de cocinarlas o incluso la zona donde se ha recogido pueden influir en la elección del vino. Seguidamente, algunas recomendaciones sobre el tipo de vino que le puede ir bien a cada especie o plato.

- Boletus edulis: Tinto crianza. Ver Bobal de Dominio de la Vega
- Níscalo o Lactarius deliciosus: Tinto crianza Ver ÀN crianza
- Calocybe gambosa: Vino blanco joven. Ver Viña Esmeralda
- Marasmius oreades: Tinto joven. Ver Castro de Lobarzán
- Morchella esculenta o colmenilla: Un blanco con crianza. Ver Pago de Cirsus Chardonnay
- Amanita caesarea: Un blanco con crianza.
- Setas con jamón: Tinto joven o crianza. Ver Azpilicueta Crianza
- Carpaccio de setas: Tinto joven, oloroso o amontillado.
- Revuelto de setas: Vino tinto. Ver Ramón Bilbao Edición Limitada
- Crema de setas: Un oloroso o amontillado. Ver Amontillado URIUM - Clásico


Ver Recetas de hongos, setas y champiñones

Información relacionada con Maridaje vinos y setas


- Vinos para caza

No hay comentarios:

Publicar un comentario