miércoles, 9 de marzo de 2011

Cata de vinos: fase visual


Cómo catar un vino: fase visual

La primera parte o fase de una cata de vinos consiste en un completo análisis visual que nos puede anticipar gran parte de las conclusiones finales.

En primer lugar, serviremos el vino en una copa, aproximadamente un tercio de su capacidad, que agitaremos suavemente y colocaremos a la altura de nuestros ojos a contraluz. De esta forma, observaremos la limpidez o transparencia y el brillo. Un vino apagado y falto de brillo revela defectos en su calidad.

A continuación, examinaremos el color del vino, inclinando la copa sobre un fondo blanco, como por ejemplo un mantel. Un color pardo o marrón denota que el vino está oxidado. La intensidad de su color puede indicarnos su edad o incluso la variedad utilizada para su elaboración. Los blancos jóvenes suelen ser de un color amarillo pálido con reflejos verdosos, mientras que los blancos con crianza son amarillos intensos con reflejos dorados o ambarinos. Los vinos rosados van desde el color salmón hasta el fresa; por su parte los tintos más jovénes son de color rojo púrpura que a medida que envejecen llegan a granate o teja. Dentro de los generosos, los amontillados y palo-cortados se caracterizan por un color caoba, y los finos y manzanillas por uno dorado. Y los espumosos, deben tener pequeñas y continuas burbujas.

Otro elemento a tener en cuenta son las lágrimas en la copa al moverla. Cuanto más marcadas sean, mayor graduación alcohólica tendrá el vino.

Aquí podéis ver algunas catas de vinos publicadas en mis-vinos:

- Cata Matarromera Prestigio 1999
- Cata Villa Narcisa Rueda Verdejo
- Cata Emina 12 meses 2006
- Cata GHM - Garnacha+Garnacha

Más información relacionada con Cata de vinos: fase visual:

- Cata de vinos
- Publica tus catas en Mis Vinos
- Copas de vino
- Temperatura vino
- Cómo guardar vino
- Vinos para guardar

No hay comentarios:

Publicar un comentario