lunes, 29 de noviembre de 2010

Vinos para pescados


Maridajes: vino y pescado

Con carácter general, para combinar con pescados resultan apropiados los vinos blancos, sin crianza o, en determinados casos, con ella; sin olvidar, como posible alternativa, a los espumosos (Ver vinos espumosos). Los blancos sin crianza resultan quizá la opción más adecuada para asociarlos a preparaciones mínimas (en su caso, hervido, plancha o frito a la sal) de dorada, gallo, lubina, merluza, pescadilla y salmonete. Ver: José Pariente Verdejo, Mar de Frades, Viña Esmeralda, Cuatro Rayas.

En cambio, si se trata de preparaciones más elaboradas, como bacalao al ajorriero, al pil pil o a la vizcaína (Ver recetas bacalao), marmitako de bonito o la propia merluza a la romana, compiten ventajosamente con los anteriores los blancos con crianza, que son también los más indicados para rape, rodaballo y salmón. Combinan asimismo a la perfección, gracias a su mayor concentración, con manjares tan exquisitos como las angulas y el caviar. Ver: Nora da Neve, Remelluri Blanco, Villa Narcisa Fermentado en barrica.

En modo alguno quedan excluidos los tintos jóvenes (Ver: Protos Roble, Carmelo Rodero Roble, Regina Viarum Mencía) de la combinación con determinados guisos de pescado, como los de atún y bonito con tomate o cebolla y en marmitako (Ver recetas marmitako). Estas preparaciones admiten también, sin dificultad, tintos de crianza y reserva, que, por las singulares características de su carne y guiso habitual, casan excepcionalmente bien, mejor que ningún otro, con el plato de lamprea a la gallega.

Ver vinos para pescados y mariscos

Información relacionada con Vinos para pescados:

- Vinos para mariscos
- Vinos para carnes
- Tus maridajes en Mis Vinos
- Uva Verdejo
- Uva Albariño

No hay comentarios:

Publicar un comentario